Diario Hoy
Viernes, 12 de mayo de 2006

Definitivo revés del Supremo al Ayuntamiento de Piornal sobre las fincas de La Defensa

El Tribunal declara firme la sentencia que confirma la propiedad privada de las fincas desamortizadas en el XIX El Consistorio nunca acreditó que fueran de su propiedad.

A.S. O. Plasencia
Diario Hoy.
Viernes, 12 de mayo de 2006
http://www.hoy.es/edicion/prensa/noticias/Plasencia/200605/12/HOY-PLA-095.html

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha dado al traste con la reivindicación del Ayuntamiento de Piornal sobre la propiedad de los cuartos de La Toma, Peña Negra, Hermenegildo y Navarredonda, pertenecientes a la comunidad de propietarios La Defensa y Ventura Ramos Calle, al no admitir el recurso de casación presentado por el Consistorio contra la sentencia dictada, en 2002, por la Audiencia Provincial que ya rechazó sus aspiraciones.

Además, la resolución del Supremo declara firme la sentencia de la Audiencia y, al igual que las precedentes contrarias al Ayuntamiento en esta causa, le impone el pago de las costas judiciales.

El Supremo rechaza el recurso por «interposición defectuosa» y señala al Ayuntamiento que «no ha acreditado ninguno de los requisitos exigidos para la prosperidad de las acciones de deslinde y reivindicatoria ejercitadas». Además, precisa que no hubo indefensión, como había alegado.

Tercera condena

Esta es la tercera resolución contraria que dictan los tribunales de Justicia contra la pretensión del Ayuntamiento de Piornal sobre estas fincas, cuya propiedad no logró probar en ninguna de las instancias.

La primera sentencia, del Juzgado de Instrucción nº 4 de Plasencia, desestimó la demanda municipal, fue dictada en el 2001 y confirmada, un año después por la Audiencia Provincial. Esta segunda es la que ahora ha sido confirmada por el Supremo.

Privadas desde el XIX

Las dos sentencias dejan claro que las fincas cuya propiedad reivindica el Ayuntamiento desde la década de los 90 están en manos privadas desde que fueran desamortizadas y vendidas por el Estado en el siglo XIX, (Real Orden de 1863) quedándose el Consistorio con 750 fanegas comunales exceptuadas que le fueron concedidas por la Reina. «No es cierto, indica la sentencia de la Audiencia confirmada, que dichas dehesas las poseyera el Ayuntamiento desde tiempo inmemorial».

La resolución revalidada confirmada declara también que fueron «prácticos nombrados por el Ayuntamiento» los que deslindaron en 1875 las 750 fanegas otorgadas al común para dehesa boyal, dividiéndose en dos trozos, la norte y sur, que quedan perfectamente delimitadas, mientras que la comunidad de propietarios de los cuartos desamortizados «continuó poseyendo desde finales del XIX» los terrenos comprados y adjudicados tal y como consta en las inscripciones catastrales y registrales. Por ello, declaró la Audiencia improcedente el deslinde pretendido por el Consistorio recientemente «porque ya se hizo detalladamente en su día.

Respecto a la propiedad de los cuartos de la comunidad de bienes y objeto del litigio, la Sala se reafirma en lo que ya dijo el juzgado en 2001, al indicar que «Piornal no tiene, ni es propietario de otro terreno rústico que las dos porciones de la dehesa boyal, concedidas por Real Orden de 9 de junio de 1863», así como que carece de título de propiedad de las fincas privadas que reivindica el Ayuntamiento, ya que no acreditó titulo de propiedad alguna.

Inventario de 1999

En relación con el inventario municipal redactado por el Ayuntamiento en 1999, presentado como prueba de propiedad, los tribunales no le dan valor alguno a esos efectos «porque no puede ser considerado título de propiedad» ya que es un documento «preconstituido por el propio Ayuntamiento, redactado de forma unilateral».

Asimismo, señala la sentencia confirmada que este inventario de 1999 está «en clara contradicción con todos los demás de Piornal desde hace más de 100 años, ya que en todos ellos nada se dice de esos supuestos terrenos que reclama el Ayuntamiento. También está en contra de los Catálogos de Montes realizados en 100 años, en los cuales ha intervenido el Ayuntamiento de Piornal».

La sentencia citada expone también que el inventario municipal de 1999 «está en contra de las cédulas de propiedad del Catastro y planos realizados por dicho organismo público a los largo de más de 100 años«» y que el Ayuntamiento «nunca hizo ninguna alegación en contra, aceptando la delimitación de las propiedades realizadas en él».

Sin posesión

Prosigue la sentencia confirmada, precisando que los terrenos reivindicados «nunca han sido poseídos por el Ayuntamiento de Piornal» y cita jurisprudencia del Tribunal Supremo que deja patente que los inventarios de bienes municipales «no son títulos de dominio, ni justifican la titularidad sobre bienes inmuebles». Esos inventarios, explica, son un registro meramente administrativos «que ni prueba, ni crea, ni constituye derecho alguno a favor de la Corporación».

La sentencia también rechaza la pretensión municipal de inscribir a su nombre el camino público a Jaraíz, del que no tiene título de propiedad, aparte de tratarse de un bien de dominio público, por lo que el deslinde no puede prosperar; ni tampoco la reivindicación de propiedad hecha, al no existir título de tal a su favor.

Finalmente, señala que el Ayuntamiento no es propietario de la porción de los terrenos que denomina 'terrenos comunales Egido Patero o Ruedo del pueblo', pretensión avalada con el inventario de 1999, lo que no justifica la titularidad municipal.

Y concluye la resolución avalada por el Supremo, indicando que el Ayuntamiento no es dueño de algunos terrenos edificados, ya que son de la comunidad citada.

Volver a Más...

Carta Si quieres escribirme: victor@piornal.net                                                    Página inicial


© Víctor A. Díaz Calle. 1997-2006