Club Atlético de Piornal

Allá por 1994, Lumi de Mata Merchán encontró un viejo libro de actas del Club Atlético de Piornal. En los números 9, 10, 12, 13 y 14 de la revista Veleílo aparecieron unos fragmentos de las mencionadas actas.

Acta nº 1
Acta nº 2
Acta nº 3
Acta nº 4
Acta nº 5
Acta nº 6

 
Acta nº 1

"En el pueblo de Piornal a las once horas del día 30 de marzo de 1952, nos reunirnos en el casino de S.S. los mencionados al margen, todos 'amateurs' del deporte, para ver la forma de organizar, en el mejor sentido de la palabra, una sociedad deportiva que encauce y ordene todos nuestros deseos y ambiciones deportivas.

Hechas las anteriores advertencias y conforme todos, la mesa de votación procedió al reparto de papeletas que, una vez cumplimentadas, cada cual iba depositando en la urna (gorra de Mata), habilitada a tal efecto.

Acto seguido la directiva acordó lo siguiente:

1.- Por unanimidad se acordó bautizar a la sociedad con el nombre de Club Atlético de Piornal.

2.- Será socio de dicho club, todo aquel que voluntariamente quiera serlo, comprometiéndose a pagar la cuota que se fije.

3.- Provisionalmente y hasta que se amortice el importe del menaje ya comprado (camisetas, balones, etc) que asciende a unas 600 ptas, se pagará por socio dos pesetas semanales, pero cuando dicho capital se encuentre amortizado, dicha cuota se reducirá a la de cinco pesetas mensuales, caso de que posteriormente no se acuerde otra cosa... 4, 5, etc...

El domingo de Pascua de Resurrección, o sea el 13 de abril del presente año, si el tiempo no lo impide y con permiso de las autoridades, se celebrará en el campo de las Eras, un magnífico encuentro de fútbol, bien entre un equipo visitante y el nuestro, o bien con dos equipos de la cantera local.

En este partido se estrenarán las camisetas. Con ello nos proponemos impresionar al público y despertar amor e interés por el deporte, con lo que seguramente conseguiremos algún socio más, que con su aportación económica nos ayude a sobrellevar las cargas del club. No habiendo más asuntos que tratar se levantó la sesión a las dos de la tarde, firmando todos los asistentes y de todo lo cual, yo el secretario, doy fe".

 
Acta nº 2

"En Piornal a las doce horas del día tres de mayo de 1952 nos reunimos en el salón que el club tiene habilitado para tal efecto, los mencionados al margen, para tratar asuntos propios de nuestra organización.

Por el secretario fue leída una carta del presidente donde exponía algunas gestiones y por si algún socio le interesaban botas de fútbol por valor de 100, 120 y 140 ptas que en Salamanca podría proporcionárselas".

 
Acta nº 3

"Piornal 13 de Julio de 1952. El Sr. Presidente expuso a continuación, que después de un intercambio de correspondencia con los representantes del equipo de fútbol de Navaconcejo, se ha llegado al acuerdo de que el día veinte del corriente mes, devolveremos la visita que ellos nos hicieron el pasado año.

La noticia fue bien acogida y se acordó hacer unos carteles anunciadores de tan sensacional encuentro futbolístico, para animar a la afición. Se nombró una comisión que se encargará de hacer estos carteles, como así mismo se acordó acudir al benigno y excelso pintor piornalego J.S.P para que nos hiciera unas dibujos futbolísticos sobre el partido".

 
Acta nº 4

"En el pueblo de Piornal a las 20 horas del día 21 de Julio de 1952, nos reunimos en sesión extraordinaria en el local de la Academia "Raimundo Lulio" para tratar asuntos propios de nuestro Club.

Abierta la sesión por el Sr. Presidente fue leída y aprobada el Acta de la anterior Junta. Acto seguido se pasó a tratar lo siguiente:

Como se decía en la anterior Acta, el 20 del corriente mes se devolvió la visita al equipo de Navaconcejo de cuyo encuentro anotaremos algunos datos curiosos para que, los que con el tiempo nos sucedan no ignoren lo que pasó este día:

Se hicieron grandes carteles anunciadores del gran encuentro futbolístico que el 20 de Julio había de tener lugar en el campo de Santa Lucía de Navaconcejo. Partimos de esta para dicho pueblo a las 2.30 de la tarde, como se tenía anunciado, en un camión que pese a su reducido tonelaje transportó, en el viaje de ida, a unos 60 viajeros, de los cuales unos eran jugadores, otros socios y otros, en fin, entusiastas seguidores del equipo que querían departir con él las alegrías y sinsabores del encuentro.

Entre estos seguidores y entusiastas es digna de mención la Ronda de los Silbadores, a quienes el Club agradece de veras su entusiasmo.

El recorrido se hizo alegremente y sin ningún accidente, Se entró en Navaconcejo entonando una bella canción y cuando hubimos parado, un ¡¡¡Viva el campo de Santa Lucía!!! salió de nuestras gargantas, que se hizo oír por todo el ámbito del pueblo. Los Ballenatos enmudecieron y no dieron la menor muestra de cortesía y hospitalidad.

A las 6 en punto de la tarde comenzó el partido, encontrándose el campo muy concurrido de espectadores.

En juego la pelota, las avanzadas se suceden por una y otra parte. El tiempo pasa sin que ninguno de los dos equipos adelante al otro en el marcador. A los 40 minutos de juego aproximadamente el balón ronda nuestra portería y el guardameta deja escapar el balón de las manos, pero se rehace rápidamente y cuando andaba cruzando la línea (imaginaria, porque no estaba marcado el campo) le atrapó de nuevo. El árbitro un poco distanciado no pudo apreciar si efectivamente había sido gol o no, y como en caso de duda, la Ley ordena se favorezca al reo, así obra el Sr. Árbitro y no pitó gol.

Pero he aquí que por esta acertada actuación del colegiado, los "hinchas locales", ineducados deportivamente, invaden el campo de juego acorralan a nuestro portero, le chaquetean, le insultan, etc. Algunos de nuestros seguidores van en su auxilio y comienza así una pequeña disputa entre Piornalegos y Ballenatos. Porque algunos de los nuestros defiende a los suyos, el Sr. Jefe de Falange de Navaconcejo intenta llevarlo preso.

Por fin se apacigua la revuelta y se reanuda el juego, que ante tales hechos se había interrumpido. El Sr. Árbitro, natural de Navaconcejo, que hasta la fecha había hecho una labor acertada, a partir de ahora se intimida ante la poca correcta actitud de sus convecinos y comienza a cometer una serie de desaciertos en la labor del encuentro que dirige a favor siempre de los suyos.

En efecto, a los 5 minutos del segundo tiempo, los nuestros, en bonita jugada, introducen el esférico en la red. Pero el Sr. Árbitro, para satisfacer a los suyos, anula el tanto porque, dice, había un fuera de juego.

La anterior actitud del público y la que ahora adopta el Sr. Árbitro, que no sanciona más que faltas nuestras, cuando son los locales los que más cometen, con sus brutalidades, hace que nuestros muchachos pierdan moral y entusiasmo, y por el contrario, los locales se crecen, porque no hay duda que durante el descanso amonestaron al Sr. Árbitro, ya que en esta segunda parte les es completamente parcial a ellos. Por todas estas circunstancias, nuestra portería se ve constantemente amenazada.

Por fin, a los 20 minutos de juego de la segunda parte y después de muchos esfuerzos lograrán los locales su primer tanto. Cinco minutos después vuelven a marcar. Pasan unos minutos y he aquí que cuando el balón había salido ya por la línea de córner de nuestra portería, un espectador se la devuelve al delantero centro local, quién chuta a puerta, pero nuestro portero, percatado de lo sucedido no hizo el menor gesto por pararla; pero cual no sería su asombro y el de todos los espectadores cuando el Señor Colegiado (si es que así se le puede llamar) da por válido el gol contra la voluntad del mismo jugador que le marcó, que afirmaba que no valía.

Ante estos hechos nuestros muchachos, obedeciendo las órdenes del capitán del equipo, se retiraron del campo de juego cuando aún faltaban algunos minutos para terminar el encuentro.

Al darse por finalizado el encuentro, la "pita" que se desencadenó contra nuestro equipo y seguidores fue tremenda, pues de todas las bocas de los "hinchas" locales salían palabras punzantes contra los nuestros.

El trayecto de medio Km aproximadamente que dista el campo de juego del pueblo se hacía interminable. Podría compararse, aunque no en tan elevado grado a las afrentas y burlas que Jesucristo recibió en su recorrido por la calle de la amargura. Al llegar a Navaconcejo se redoblaron las frases burlonas, algunas de las cuales se hacían oír por un altavoz.

Ni la Odisea de Ulises es tan célebre como nuestra primera salida con el equipo de fútbol a campo forastero y que es esta que acabamos de nombrar.

También se acordó que en vista del desastre sufrido y relatado anteriormente, hacer una renovación de cargos de la directiva del Club.

Una vez constituida la nueva directiva, se pasó a tratar lo siguiente:

Para, educar deportivamente a nuestros muchachos es preciso construir un campo de fútbol donde puedan entrenarse y jugar cómodamente. Para ello se comisionó D. ... y al Sr. … para que buscaran un sitio apropiado y comenzar cuanto antes los trabajos.

También se puso en proyecto el medio de adquirir botas y medias de fútbol para equipar a los jugadores.

No habiendo más asuntos que tratar, se levantó la sesión a las 23 horas.

 
 
 
Carta abierta al deportivismo de Navaconcejo

Siempre han sido los deportes lazos de unión y de amistad entre los pueblos, cuando éstos no se hallan influenciados ni por la pasión, ni por la falta de lo que, en término corriente, se llama educación. Generalmente, los pueblos nobles, los que tienen a gala la hidalguía y la caballerosidad, han acudido a estas lides con el mejor deseo y llevando como arma, la dignidad deportiva y un espíritu de fraternidad.

Más resulta que no todos saben calar en lo profundo esas leyes de hospitalidad y cortesía a que el deporte obliga y se entregan, a veces a excesos, poniendo en estas lides, nobles lides, saña. Ello es que, como consecuencia de tal, esas relaciones de amistad que habían de estrecharse, se separan y divergen, siguiendo derroteros opuestos, y ocasionan motivos de discordia.

Uno de los preceptos deportivos más deportivos, gesto caballeresco y seguro indicio de amor al deporte, es saber perder con nobleza, premiando con aplauso el que busca en lid leal el triunfo de sus colores. Es, en suma, la ausencia de la violencia y el tratar a los que acuden, fiados del valor y lealtad del enemigo, con la más exquisita corrección, lo que más enaltece a los pueblos. Sí. La coacción, no respetando la voluntad de un árbitro que se intimida ante los hechos.

No ha muchos días, el cronista deportivo del periódico "Pueblo" comentando el último campeonato del mundo de hockey sobre patines celebrado en cierta ciudad extranjera, escribió y comentó, en términos duros la poca correcta educación deportiva y recalcaba que, público que hace eso, no es digno de que se compita con él.

Después del partido de fútbol jugado últimamente en vuestros lares, con pena recordamos esta opinión del crítico de "Pueblo", pero quisiéramos, para mientras no cambien ciertas actitudes, no los jugadores, dignos empero, de estima, sino del público, tener ese partido revancha que merecemos, donde disputaremos una copa. Os damos dos campos libres, tenedlo seguro, de toda pasión deportiva, para con el mismo equipo departir sobre terreno la primacía futbolística. Para que elijáis tenéis:

1.- Nuestro campo, en nuestro pueblo, en donde se os podía demostrar la hidalguía y caballerosidad piornalega, gala y orgullo nuestro, que otros equipos han sabido valorar, cosa que pudisteis muy bien hacer vosotros en vuestra anterior visita.

2.- Un campo de fútbol de Plasencia, a puerta cerrada o abierta, con árbitro de Colegio correspondiente a esta región.

Elegid, demostrad que no faltáis a la cita por temor a perder y que, si perdéis, sabréis perder elegantemente; y si ganáis, sois dignos vencedores.

Piornal os abre los brazos, como corresponde a la nobleza deportiva.

La Directiva del Club Atlético de Piornal
Piornal, Julio de 1952

 
Acta nº 5

En Piornal a las 21 horas del día 31 de julio de 1952 en el local del Club los mencionados al margen, nos reunimos para tratar asuntos del Club, se pasó a tratar lo siguiente:

1.- Como las obras del Campo de Fútbol van a marcha forzada y es fácil que esté terminado para la festividad de San Roque, en uno de cuyos días se inaugurará con gran pompa y solemnidad, para los festejos se precisa una Madrina de Honor, que a su vez se encargará de bordar un lujoso banderín con las insignias del Club, para donarle al equipo que nos visite en dicho día inaugural.

También se acordó que la Madrina que se comprometa como tal, debe preparar un convite para después del encuentro, locales y visitantes, en una gran armonía, acudir y echar los brindis de rigor.

Para el nombramiento hubo distintas opiniones y discusiones por parte de los socios y directivos, pero al final el Sr. Presidente propuso que lo más conveniente era hacer una lista de las candidatas, pasarlas comunicación para contar con su conformidad y después en otra reunión votar a las candidatas aprobadas.

Se nombró una comisión que se encargará de pasar aviso a las señoritas antes mencionadas, para saber si aceptaban o la invitación de cuyo resultado se daría cuenta en la reunión próxima, donde se expondrían a votación las candidatas que hubieran aceptado la noble y distinguida invitación.

Seguidamente se pasó a tratar sobre el equipo que mejor convendría traer para la inauguración del campo. Hay tres peticiones: Jaraíz de la Vera, Garganta la Olla y Navaconcejo.

Jaraíz interesaría por una parte, ya que vendría con todas las reglas del arte y cortesía, pero contamos con el inconveniente de que como equipo que debe ser superior al nuestro, es lógico nos gane, y si esto ocurre, la moral de nuestro equipo y el de la afición, en vez de ir en aumento, como conviene, iría en decadencia. Vemos por tanto que el equipo de Jaraíz es casi contraproducente traerle para la inauguración.

El equipo de Garganta también cuenta con sus ventajas y sus inconvenientes. Entre las ventajas tenemos que es un equipo de la categoría del nuestro, y que, por tanto, poniendo un poco de entusiasmo podría ganárselos limpiamente. Pero en cambio cuenta con la desventaja de no estar uniformemente equipado como convendría para un acto inaugural como el que nos proponemos.

El equipo de Navaconcejo sería el ideal para la inauguración del campo, pero también cuenta con sus inconvenientes y ventajas. Entre los primeros está la incompatibilidad de sentimientos existentes entre los dos pueblos que últimamente estas poco cordiales relaciones entre los dos pueblos se han visto amargadas por su poca deportividad para con nosotros en nuestra última visita a su campo.

No obstante las consecuencias que de esta rivalidad pudiera sobrevenir, podría evitarse, trayendo varios números de la Guardia Civil, estar alertas las autoridades y amonestar al público para que se comporte lo más correctamente con los visitantes. Las ventajas son muchas ya que dado el interés que despertaría el encuentro se llenaría el ampuloso campo de espectadores. Si los ganáramos nuestra moral se elevaría mucho y el pueblo en general se llenaría de contento y satisfacción. Por otra parte, según noticias, están muy bien uniformados.

De los tres equipos, el que más probabilidades de un exitazo nos ofrece es de Navaconcejo, por lo que la directiva comisionó a D. ... y a D. ... para que el domingo se personen en Navaconcejo y convengan con aquel Club si aceptan nuestra invitación para la inauguración del campo; asegurándoles de antemano que no ocurrirá nada.

También se nombró una comisión para que hiciera una colecta por el pueblo, para los que con su buena voluntad quisieran ayudar al Club en los múltiples gastos que tiene con la construcción del Campo.

Se levantó la sesión a las veintidós y media.

 
Acta nº 6

En Piornal a 15 de agosto de mil novecientos cincuenta y dos, nos reunimos los mencionados al margen para tratar asuntos propios de nuestro Club.

Abierta la sesión el Sr. Delegado del Club que hace las veces de Presidente, fue leída y aprobada el acta de la anterior junta acto seguido se pasó a tratar lo siguiente:

A pesar de los esfuerzos realizados para terminar el Campo de Fútbol para la festividad de San Roque, como se había previsto, ha sido de todo punto imposible, motivo por el cual no puede inaugurarse en dicha festividad.

La comisión que se nombró para que se pasase aviso a las candidatas para "Madrina de Honor" el día de inauguración, da cuenta y dice que de todas las propuestas que figuran en el acta anterior, solamente aceptó la noble invitación, la señorita Doña... por lo que al no tener competidora, quedó nombrada por unanimidad "Madrina de Honor" del Club, para la inauguración del Campo de Fútbol, cuando ésta se lleve a efecto.

La Comisión anterior se encargará de comunicar a dicha señorita la resolución tomada por el Club, como así le hará saber las obligaciones que contrae con el Club al aceptar tal cargo, como son la de bordar y preparar el banderín que se regale al equipo visitante en el día de la inauguración, preparar un exquisito convite para después del partido, hacer el Saque de Honor, etc

Los comisionados para visitar al equipo de Navaconcejo y proponerle nuestra invitación para el día de la inauguración manifestaron que tenían rumores de que dicho equipo no vendría a jugar aunque se les invitara en buena forma, por lo que la Directiva, ateniéndose a tal informe desistió de la invitación. Por tal motivo se acuerda pasar aviso al equipo de Garganta la Olla para, si aceptan la invitación, suban a jugar el día 31 del corriente mes de agosto, pues ese día, si hace bueno, nos proponemos inaugurar el campo, sino de una manera oficial, sí extraoficialmente por no estar seguramente terminado, pero sí para comenzar a jugar en el trozo que está apto para el juego. En el caso de que se lleve a efecto el partido propuesto anteriormente, el Club pasará una invitación a las autoridades para el que quiera acuda a presenciar el partido.

Don … y Don … que fueron comisionados por el Club para visitar al Exmo. Sr Gobernador Civil y pedirle apoyo para la construcción de Campo manifiestan haberlo efectuado, pero como no estaba el Gobernador propietario, el interino no les resolvió nada, pero sí les aseguró que el Sr. Gobernador solía dar alguna gratificación para estos casos. Quedaron en volver a visitar al Gobernador cuando éste regrese de sus vacaciones.

Con el fin de recabar fondos para el balón y medias para el equipo, se acordó hacer una rifa por San Roque de 500 ptas. Las papeletas se entregarán a cada socio, las que les correspondan por prorrateo, para que cada cual venda las que le correspondan.

No habiendo más asuntos que tratar, se levantó la sesión, firmando el Sr. Delegado, con los demás directivos asistentes y de todo lo cual, yo el Secretario certifico.

Volver al principio de esta página         Volver a Más...

Ver fotos de fútbol

Carta Si quieres escribirme: victor@piornal.net                                                    Página inicial


© Víctor A. Díaz Calle. 1997-2002