Los “Jarramplas” sufren el castigo de los vecinos de Piornal recibiendo 17 toneladas de nabos

El presidente de la Junta ha acudido a la festividad en calidad de “ciudadano más” y ha invitado a aquellos que no conozcan la fiesta popular a que se acerquen al municipio para conocer la “historia” y “tradiciones” de la región.

Región Digital. Cáceres Martes, 20 de enero de 2009
http://www.regiondigital.com/periodico/caceres_provincia/los_jarramplas_sufren_castigo_los_vecinos_piornal_recibiendo_toneladas_nabos-91843.html

Los vecinos y visitantes que permanezcan hasta la madrugada de hoy en la localidad cacereña de Piornal tendrán la oportunidad de castigar al "Jarramplas" con 17.000 kilogramos de nabos, durante esta fiesta que se celebra con motivo de la celebración de San Sebastián, considerada de interés turístico y regional, que cada año recibe a un mayor número de curiosos.

Así, este año son 17 los mozos del municipio que encarnan esta figura de aspecto entre "carnavalesco y diabólico", quienes, en acto de penitencia, se alternan para recorrer las calles del municipio tocando el tambor y aguantando estoicamente la lluvia de nabos con la que les fustigan tanto vecinos como visitantes al verles aparecer.

De esta manera, ataviados con máscaras, cachiporras y un tamboril, estos hombres visten un traje acorazado, preparado para soportar el ensañamiento de los piornalegos, que ha sido confeccionado por sus mayordomos y pesa unos 40 kilogramos, al contar con una armadura interior fabricada con fibra de vidrio.

Para ello, salen por la mañana y también durante la tarde en los dos días que se prolonga la fiesta. Una vez llegada la medianoche, el "Jarramplas" se retirará la sólida máscara que le protege y cantará "alboradas" en honor del santo.

Los orígenes

Respecto a los orígenes de la fiesta, existe gran disparidad de acepciones ya que mientras que unos la atribuyen al escarmiento al que se sometió a un guerrero cristiano por combatir junto a las tropas árabes, otros piensan que se trataría de un mártir que los judíos ajusticiaron por renegar del cristianismo y varias teorías señalan que esta fiesta popular es de origen mitológico, un rito de fertilidad e incluso que se trataría del castigo infligido a un ladrón de ganados.

No obstante, más allá de las discusiones acerca del nacimiento de esta tradición, los piornalegos viven la fiesta del "Jarramplas" con gran orgullo e intensidad, colocándose cerca de los montones de nabos apilados por todos los rincones para cargar municiones cuando su objetivo hace acto de presencia.

Invitación al presidente de la Junta

Cabe destacar que este año, entre los asistentes, se ha encontrado el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, quien ha apuntado que había acudido al festejo "como un ciudadano más" al aceptar la invitación de un amigo, y no en acto oficial, ha precisado.

Así, el dirigente extremeño ha aprovechado la ocasión para animar a quien aún no conozca esta fiesta popular a que venga hasta este municipio durante estos días para conocer un parte de la "historia" y las "tradiciones" de la región.

Por su parte, algunos de los vecinos que en ediciones anteriores representaron al "Jarramplas", como es el caso de Ángel Ramos, han apuntado que es un "orgullo", pese a acabar "amoratado", aunque ha explicado que actualmente van más protegidos que hace unos años, cuando tan sólo llevaban bajo el traje de telas "unos calzoncillos largos".

30 heridos al año

En cuanto a las piornalegas, algunas se han mostado conformes con vivir la fiesta "tirando nabos", ya que, según han señalado, la tradición dice que sólo los hombres pueden representar este personaje y además se han quejado de que el traje es "demasiado pesado" para una mujer.

Así, durante el primer día se han arrojado unas nueve toneladas de nabos, que ya han ocasionado, como cada año, algunos heridos de levedad por golpes, según ha precisado el médico Ángel Luis López, quien ha detallado que generalmente la Cruz Roja y el ambulatorio municipal atiende a "unos 30" lesionados por "roturas de labios y nariz" debido al impacto de los nabos.

Eso sí, ha asegurado que en todos los años que este médico lleva de servicio en esta celebración, "nunca" ha tenido que atender al "Jarramplas", afirmando que "son muy duros ellos y no vienen", ha concluido.

Volver a Jarramplas 2009

Carta Si quieres escribirme: victor@piornal.net                                                    Página inicial


© Víctor A. Díaz Calle. 1997-2009